“La exploración es el concepto mas importante para explicar como entiendo yo el alpinismo. La exploración es algo mas que subir montañas técnicamente, atléticamente, lo que me gusta del Himalaya es que puedo continuar la aventura y la exploración” (Simone Moro)

 

 

Soy parte de una generación de montañistas que nos formamos viendo que hacía Messner en el Himalaya. Esa misma generación tenía por próceres del pasado a Mallory, Hillary, Terray o Bonatti pero Messner y luego Kukuczka, Wielicki o Loretan eran seres contemporáneos que jugaban en otras ligas. Era una cuestión similar a Maradona, Messner había uno solo, pero existía y podías abrir revistas y estaba ahí. Los otros astros eran casi iguales, pero no llegaban a ser el 10.

Esa generación gloriosa un día terminó y los astros se apagaron en el Himalaya dando lugar a una generación que pareció que buscaba “el que sobre el como”, tener los ochomiles sobre como lograrlos. La vanguardia se había trasladado al alpinismo de dificultad y a veces esa vanguardia trazaba una nueva línea imposible en el Himalaya.

Parecía que la esencia del montañismo era reemplazada por una carrera hacia la dificultad, aquello que había nacido como exploración y aventura en busca de conocimiento de regiones desconocidas se diluía a medida que pasaban los años. Parecía que la era de la exploración había terminado, que no quedaba nada por escribir y que quedarían eternos pendientes, pero una nueva generación retomó el espíritu que se había aletargado a principio de los 90 para terminar de escribir la historia. Otra vez aparecía el concepto de cordada, otra vez de hablaba ochomiles por vía nuevas, travesías o invernales pero incluidos en un plan global. Anatoli Bukreev era el nuevo líder y su visión inspiraba a los jóvenes como  Simone Moro,  Iñaqui Ochoa de Olza, Denis Urubko o Ueli Steck.

He leído que Anatoli en aquella cordada que formaba con Simone cumplía un rol de maestro y Simone el del joven ambicioso. El equilibrio era total, pero en 1997 una avalancha sepultó en el Annapurna a Anatoli y Simone sobrevivió milagrosamente y a partir de ese momento afrontó lo que yo definiría como el liderazgo de la nueva generación. Una generación que recupera la exploración, que se plantea exigentes objetivos y los logra, que rompe mitos y demuestra que los sueños son posibles y se concretan con esfuerzo. Los nuevos escaladores “quieren ser Simone”, les juro que lo escuche en varios campos base. Simone es real, es humano, tiene familia y dice que entrena mucho y por eso logra sus objetivos.

Describe el futuro y lo hace realidad. Me hace acordar a Messner.

 

 

 

“Una de las cosas que me gustaría que la gente comprendiera es que todo es posible. Aunque nadie creyera en la posibilidad de hacer una cumbre en invierno en el Karakórum, lo importante es creer en un proyecto, en un sueño. Para las personas que no saben nada de alpinismo, ésta puede ser la metáfora de la vida: que no hay nada imposible, nosotros ponemos el límite” (Simone Moro)

 

 

Que te motiva a buscar objetivos extremos en el Himalaya?

Siempre seguí el estilo y la manera en que para los pioneros la exploración y la aventura eran el elemento principal de cada expedición. En la actualidad las escaladas invernales, las nuevas rutas o ir por una montaña inescalada, siguen manteniendo esos elementos. En una ruta normal a un 8000 o una escalada clásica ese elemento está perdido y no se genera en mi la energía que necesito para afrontar mis proyectos. En cambio cuando siento que la exploración y la aventura están aseguradas, fácilmente me doy cuenta que estoyfrente a mi próximo objetivo.

 

Las tres primeras invernales sobresalen dentro de tus logros. Que fue necesario para lograrlas?

Es importante estar capacitado para sufrir, saber esperar, estar mentalmente preparado para sobrevivir en un refrigerador por dos meses o más y no tener miedo de un eventual fracaso. Es importante estar lejos de la mentalidad de simplemente coleccionar los 8000.

 

Es Krzysztof Wielicki y sus compañeros polacos referentes actuales para vos o los sitúas en otra época?

Krzysztof es un buen amigo con 61 años actualmente. Lo considero el héroe de los 8000 en invierno, nuestro mentor. Pero ahora no está mas en actividad como para continuar sus ascensos invernales aunque desea retornar al Himalaya en invierno. Entonces, yo, como Messner considero a Wielicki un ejemplo a seguir.

 

Siendo parte de la elite del alpinismo mundial actual. Quien fue la figura que en tu criterio mas destacada en la historia del alpinismo?

Por supuesto Reinhold Messner. El me inspiró y es quien escribió las mejores páginas de la historia del montañismo. Desde las Dolomitas, los Alpes hasta el Himalaya. Por lo tanto lo considero en el primer lugar. Ahora también nos hemos convertido en amigos y aunque él tiene 67 años está super activo y lleno de proyectos de vida, aunque actualmente no tiene ninguno en alpinismo.

 

Luego del primer ascenso invernal al Makalu, Messner declaró que “el montañismo no se había desarrollado bien en los años recientes, pero que Simone y Denis Urubko estaban en el camino correcto”.  Sentís que ustedes rescataron la esencia del montañismo retomando el criterio de exploración y aventura?

Probablemente si. No quiero parecer arrogante o poco humilde, pero probablemente lo que Messner dijo es simplemente la realidad. Denis y yo seguramente no somos los únicos montañistas que están descubriendo la esencia del alpinismo. Muchos otros lo han hecho, incluso antes que nosotros. Pero probablemente Denis y yo somos una cordada y no solo la sumatoria de dos montañistas individuales. Quiero decir que también la amistad y el equipo de dos hombres fue parte de la esencia y desde hace 11 años seguimos escalando juntos y compartiendo el éxito, los fracasos y por sobre todo las experiencias.

 

Denis Urubko y Simone Moro es una sociedad como fueron en su momento Messner – Habeler, Messner – Kammerlander, Kukuczka-Wielicki , Troillet-Loretan?

Pienso que si y es algo que me genera mucho orgullo. Actualmente es muy raro y difícil encontrar un equipo duradero, que además sean amigos, en el alpinismo. Denis y yo somos como hermanos inseparables con ambiciones parecidas, energía similar y sueños en común. Probablemente nos sentimos como un par de hermanos como eran los Iñurrategui (vascos), o actualmente los Huber (alemanes) o los Pou (españoles).

 

Como influyo en vos Anatoli Bukreev?

Anatoli ha sido un gran amigo, un gran maestro y cambio mi vida luego de su muerte. Probablemente nunca hubiera conocido a Denis si Anatoli no hubiera muerto. En un libro describo cuan fuerte era mi amistad con Anatoli y nuestra trágica expedición, exploro mis sentimientos y sensaciones y cuento mi verdad.

 

A propósito del libro que mencionas, está pronto a salir en castellano “Estrellas en el Annapurna” escrito en 2003  ¿Escribirás sobre las primeras invernales?

Exactamente, al que me refiero es a Estrellas y en consíganlo y léanlo, podrán explorar más a fondo a Simone y sus sentimientos.

En el libro escribí sobre la trágica expedición invernal al Annapurna donde estábamos los tres. Anatoli, Dimitri Sobolev y yo y me tocó volver a casa solo. Anatoli y Dimitri se quedaron debajo de una gran avalancha y yo sobreviví milagrosamente. También describo la intensidad de mi amistad con Bukreev y a mi manera le rindo un justo homenaje

 

Has marcado una clara tendencia al lograr tres primeras invernales. ¿Cuales son tus planes pendientes?

El próximo invierno voy a volver al Karakorum, al Broad Peack esperando que sea la única expedición en esa montaña, voy a estar con Denis y Cory, exactamente como el invierno pasado en el GII, con el mismo estilo y espero que con el mismo resultado.

 

 

 

“Si intentas llevar a cabo una forma distinta de alpinismo, si te expresas en varias lenguas y escribes tus propios libros, sin dejar que otros lo hagan por ti, si te mueves bien por cualquier terreno, si aceptas las victorias y las derrotas con el mismo tono de voz, entonces estarás mal visto por los gurús del panorama alpinístico mundial” (Simone Moro)

 

OCHOMILES INVERNALES: Un monólogo polaco hasta Simone Moro

Entre 1950 y 1964 fueron ascendidos los 14 ochomiles pero recién en 1980 el polaco Krzysztof Wielicki inaugurará con su escalada del Everest la etapa de ascenso de las cumbres en invierno. Junto con Jerzy Kukuczka, el mitico escalador que logró luego de Reinhold Messner los 14 ochomiles (13 por ruta nueva o invernal) y una generación de alpinistas polacos lograrán formando distintas cordadas, los primeros ascensos invernales del Everest, Manaslu, Dhaulagiri, Cho Oyu, Kanchenjunga, Annapurna y Lhotse  (entre 1980 y 1988) . Luego de 17 años de inactividad, en 2005 Simone Moro y Piotr Morawski (polaco) lograrán el primero del Shisha Pangma.  En 2007 y 2008 intenta lograr el primer ascenso invernal al Broad Peak, en 2009 junto con Denis Urubko logra el primero del Makalu y con el mismo compañero y el norteamericano Cory Richards logra el Gasherbrum II.

Kukuczka, Wielicki y Simone Moro son los únicos en tener 3 primeros ascensos invernales a un ochomil.

 

 

SIMONE MORO

Nació en Bérgamo (Italia) en 1967. Influenciado por su padre deportista se inició en el montañismo caminando con su familia por los alrededores de su ciudad. Desde 1992 participó en más de 40 expediciones de montaña en los 5 continentes y la Antártida. Alpinista de elite, padre de dos hijos, piloto de helicóptero, paracaidista, doctor en Ciencias del deporte y autor de dos libros.

Ademas de sus innumerables logros se destaca especialmente por el rescate extremo que llevó adelante solo, a mas de 8000 metros y sin oxigeno adicional en la pared oeste del Lhotse en 2001 donde decidió abandonar la escalada para salvarle la vida a un escalador ingles. Por este hecho recibió varios reconocimientos a nivel internacional.

Un aventurero completo.

 

PRINCIPALES LOGROS

1992: Everest (intento, altura alcanzada 7400 m)

1993: Aconcagua. Ascenso invernal

1994: Lhotse. Acenso en velocidad.

1995: Kanchenjunga (intento, altura alcanzada 7600 m)

1996: Shisha Pangma Central

1997: Annapurna (intento) desaparece Anatoli Bourkreev

1999: Leopardo de las Nieves en la misma temporada con Denis Urubko. Pc. Lenin, Korjenevska, Comunismo, Khan Tengri, Pobeda

2000: Everest con Denis Urubko

2001: Lhotse Pared Oeste (Intento. Abandona la escalada para rescatar a montañero ingles

2002: Cho Oyu. Ascenso en velocidad (10 ,30 hs)

2002: Everest (cara norte)

2003: Broad Peak. Acenso en velocidad (29 hs). Elbrus (en 3, 40 hs). Kilimanjaro e intento al Nanga Parbat por nueva vía.

2004: Annapurna (intento). Khali Himal.

2005: Shisha Pangma. Primer ascenso invernal

2006: Everest. Primera travesía en solitario de sur a norte

2007 y 2008: Broad Peak. Intento de primer ascenso invernal

2009: Makalu. Primer ascenso invernal.

2010: Everest. Acenso en velocidad (48 hs CB – Cumbre – CB)

2011: Gasherbrum II. Primer ascenso invernal.

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

47 años después se aclara el Primer Ascenso del Tres Cruces Norte (6030 m)

February 13, 2019

1/5
Please reload

Entradas recientes

August 3, 2019

Please reload

Archivo