Y Ahora?Arkaitz Ibarra logra el Aconcagua en invernal

Un relato gélido en la cumbre de América.



El vasco Arkaitz Ibarra Martinez lo hizo otra vez. Replanteando los mandamientos del andinismo, ahora sube el Aconcagua en la estación fría, no como un hito en su derrotero por los Andes, sino como un escalón más en su proyecto de ascender todos los +6500, o al menos la mayor cantidad posible, en los días mas extremos del año.

Haciendo un poco de historia, la montaña mas alta de los Andes y de las Américas, tiene algo mas que una veintena de ascensos invernales, pero todos ellos han sido logrados como un objetivo en si mismo. Cada uno de los escaladores que lo lograron, al bajar, miraban los valles sabiendo que no deberían exponerse obligatoriamente a esos paisajes otra vez. En el caso de Arkaitz, su visión es diametralmente opuesta, sabe y hace carne en su mente y corazón, que otra vez estará en esa situación en una montaña similar.



Introducción: Un ascenso Invernal:


Se ha escrito mucho sobre los ascensos invernales, y no hay dudas, para que sea Invernal debe comenzar y terminar en invierno. De campo base a campo base, debe ocurrir en época invernal .

De estos menesteres algunos autores y protagonistas de invernales memorables han escrito sobre el tema:

Para Denis Urubko, lo que vale para que una ascensión sea considerada como invernal es que se haya producido durante el Invierno meteorológico, en sus palabras “en periodo invernal, es decir, del 1 de diciembre hasta el 28 de febrero. Para mí el período invernal es ese. Marzo es, sin dudas, primavera. Es el invierno meteorológico”. Dicho esto, para Urubko en los Andes, el período invernal sería junio, julio y agosto, algo muy particular, pero viniendo de quien viene la opinión, habrá que tenerla en cuenta, aunque a priori, suena en un extremo al menos opinable.

Otro que arroja luz sobre el tema es el criterio administrativo es el que se refiere a los permisos expedidos por las autoridades competentes y que califican una expedición como invernal. En este sentido, el Parque Aconcagua define el periodo invernal entre el entre el 1º de mayo y el 14 de noviembre, a todas luces un despropósito a nivel deportivo cultural. . Pocos montañistas o incluso ninguno, contemplan este criterio como válido

El criterio más aceptado es el astronómico que se basa en el calendario y que dice que el invierno empieza entre el 20 y el 23 de junio y termina el 21 o 22 de septiembre. Cualquier ascenso realizado en ese lapso sería considerado invernal, haya comenzado o terminado en el base antes o después de la fecha límite. Este criterio ha sido el validado y utilizado por el polaco Krzysztof Wielicki, pues admite pocas discusiones y siente unas bases objetivas para todo el mundo.

Finalmente, el criterio purista defendido por Simone Moro, se basa en el astronómico pero no admite que las expediciones comiencen antes del inicio del invierno astronómico ni terminen después. El italiano ha sido quien ha desarrollado este criterio y su mayor defensor.



Nudo: Al Aconcagua:


El 15 de septiembre a última hora, ingresan por el Valle de Horcones Arkaitz Ibarra y Ulises Kusnezov con la mira puesta en el coloso. Las condiciones son soberbias, un paisaje blanco, propio de uno de los inviernos con más precipitaciones de los últimos años y un pronóstico que anuncia temporal para el 20 de septiembre. Los vientos, que definirían la expedición, anuncian días intensos.

El avance es firme y alcanzan Plaza de Mulas, parada necesaria para replantear el escenario y definir que hacer frente a las condiciones, que cada día que pasa, se ponen mas exigentes.

El viento y el consiguiente desgaste va ganando terreno, complicando día a días las posibilidades de la cordada. El Inreach va transmitiendo novedades y desde el confort de la civilización poco se puede hacer.

Finalmente, el 22 de septiembre de 2022 a las 15,54 hs llega la confirmación de la cumbre. Solo eso… Cumbre!! Dice el mensaje.

El próximo mensaje ya llega unas horas después, a las 21,05 hs indicando que están llegando a Plaza Argentina. Ya en la carpa algún detalle más, solo para agregar que alcanzó la cumbre solo, mucha nieve, mucho viento, están débiles.




Desenlace: Desde las entrañas


El Equinoccio de primavera 2022 para el Hemisferio sur fue el 22 de septiembre a las 22:03 hs. Seguramente dormían o aún hidrataban, ya hacia una hora que estaban en Plaza Argentina, invernal bajo el criterio administrativo, astronómico, incluso en el purista de Simone Moro.

Poco habrá importado, hace tiempo que Arkaitz Ibarra define sus invernales en los Andes con las entrañas, no con el calendario




Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square